¿Cómo será el packaging del futuro? Parte I- Sostenibilidad

En ACM Valencia, especialistas dentro del sector del embalaje, el envasado y el control de calidad, queremos mostrar cuáles son las tendencias en packaging esenciales que protagonizarán la creación del envase del futuro. La sostenibilidad y la digitalización.

En el post de hoy, profundizamos sobre la importancia de la sostenibilidad en el proceso de producción y de cómo afectará este paradigma a los consumidores del futuro, más responsables y concienciados que nunca.

El sector del embalaje vive en un clima de constante cambio provocado principalmente por los nuevos hábitos del consumidor, así como la plenitud del e-commerce o los nuevos entornos de mercado. Pero es importante destacar la preocupación del consumidor hacia un consumo sostenible.

Actualmente el envase del producto se convierte en una parte igual importante que el producto adquirido en sí. El usuario considera que el packaging también es una parte esencial dentro del precio a pagar. En el futuro, el cliente seguirá buscando productos que tengan fácil apertura, que sean eficaces a la hora de conservar el producto, pero principalmente, lo que el consumidor exigirá son envases que precisen de pocos recursos para su fabricación, que procedan de fuentes renovables y que posteriormente se puedan reutilizar y reciclar.

¿Cómo debe adaptarse el sector?

Dentro del sector ya existe la necesidad de encontrar nuevos materiales que permitan disminuir derroche de envases de plástico. El reto reside en planificar un modelo de producción sostenible que abarque todo el ciclo de vida del producto, es decir, desde el diseño del envase, pasando por su elaboración y producción, llegando al consumidor final y siendo desechado finalmente para su posterior reciclado.

La necesidad dentro de la industria claramente es apostar por:

  • La adaptación hacia ese nuevo consumidor responsable que se preocupa por su ecosistema y que no estará dispuesto a consumir más materiales procedentes de fuentes nocivas.

  • Productos que aporten valor al reciclado o reutilización mejorando sus propios ciclos de vida, a través de materiales biodegradables.

  • Proveedores especialistas que también sean capaces de adaptar la creación de sus máquinas para producir envases ecológicos.

  • Uso de materias primas que procedan de fuentes vegetales como son los bioplásticos.

    • Diseños funcionales de productos más simples que aproveche al máximo el envase y consigan reducir costes y excesos en el envasado.

¿Cómo debemos hacerlo?

Las industrias especializadas en embalaje somos el primer eslabón en la cadena, por ello debemos centrar nuestras prioridades redirigiendo todos los esfuerzos en encontrar las alternativas óptimas para llegar a esa adaptación que el futuro demanda.

El desafío y clave del éxito dentro de la industria es invertir en I+D para poder lograr fórmulas en diseños que respeten los valores del consumidor a través de envases mejorados en diseño, forma, dimensiones y peso. Logrando esta fórmula, el empresario podrá reducir costes, reducir la cantidad de materiales en el proceso de producción y ser un ejemplo de responsabilidad social.

En ACM Valencia, invertimos nuestros esfuerzos en adaptar nuestras infraestructuras al futuro modelo. Los proveedores con lo que trabajamos apuestan con fuerza por sistemas cada vez más sostenibles y envases alternativos al plástico. Contacta con nosotros y te informamos de cómo empezar a transformar los procedimientos de tu empresa para convertirla en una organización adaptada a las necesidades del futuro.

En el próximo post, profundizaremos en la segunda tendencia que define el packaging del futuro, la digitalización como segunda clave de éxito.