¿Cómo será el packaging del futuro? Parte II – Digitalización

El sector del embalaje vive en un clima de constante transformación provocado por los nuevos hábitos del consumidor, así como la plenitud del e-commerce o la preocupación del consumidor por el consumo responsable y sostenible, tendencia que abordamos en el post anteriorHoy conocemos la segunda clave de éxito para apostar por envases del futuro, la digitalización.

El packaging de un producto tiene una misión primordial, ya que es el encargado de comunicar la esencia de la marca, cuál es su promesa de valor y permite diferenciar un producto de otro, entre muchas otras funciones dentro del marketing. Es por todo ello que el diseño personalizado es un factor que está muy bien valorado por los clientes dentro de su proceso de compra. Pero ¿cómo puede intervenir la tecnología en la misión que tiene el packaging de un producto en el futuro?

El envase inteligente, el envase del futuro.

Las tendencias dentro del sector apuntan hacia un camino en el que se apuesta por soluciones que aporten más productividad, más sostenibilidad y permitan aprovechar mejor los recursos y, en este punto, la tecnología juega un rol indispensable.

Digitalización en envases dirigidos al usuario final

En primer lugar, el packaging del futuro busca una transformación de envases inteligentes gracias a la digitalización (IoT). Cada vez es más frecuente que el envase se convierte en una herramienta más del marketing. Los envases apostarán por la tecnología RFID y NFC, es decir, comunicaciones inalámbricas en etiquetas o pegatinas que se activan a través de nuestros dispositivos móviles y que crearán conexiones entre el producto físico y la nube. Esto permitirá que través del propio envase y en un solo clic, poder acceder a promociones de la marca o a información sobre el origen del producto, por ejemplo.

Este tipo de tecnologías por el momento son utilizadas en los sistemas de logística, pero en el futuro se readaptarán para que el usuario final pueda hacer uso de ellas.

Digitalización en la cadena de producción, distribución y logística.

Aprovechar la digitalización dentro del sector como arma para ganar en operatividad en canales de distribución y logística, es uno de los caminos más cercanos.

Dichas tecnologías permiten dentro del proceso logístico ser más operativos, buscar nuevas áreas de negocio, encontrar soluciones de localización y seguimiento de productos y ser más eficaces a la hora de crear nuevos estudios de mercado.

Las conclusiones son claras, el futuro del sector claramente se decanta por la sostenibilidad y la digitalización. En ACM Valencia trabajamos con equipos que invierten y apuestan por incorporar ambas tendencias en sus procesos de producción. Contacta con nosotros y te informamos de cómo empezar a transformar los procedimientos de tu empresa para convertirla en una organización adaptada a las necesidades del futuro.