Materiales de embalaje más utilizados en la actividad agrícola

Para poder adaptar las peculiaridades y necesidades de los diferentes productos, se han creado diferentes materiales de embalaje. Los condicionantes principales para elegir un tipo de material u otro son: la conservación, el transporte y la presentación.  

- Materiales naturales: algunos ejemplos de materiales naturales son los cestos de grandes dimensiones fabricados con materia natural de hojas de bambú, de palma, de mimbre o de fibra de coco. No obstante, no son recomendables por la inconsistencia del material, los bordes o irregularidades que pueden dañar el producto y por ser contenedores difíciles de lavar, por lo que no garantizan la mejor higiene. 

- Cartón: el cartón suele ser macizo y liso o bien con estrías o canales en su superficie. Se puede encontrar cajas de cartón de multitud de tamaños y formas. En la parte de arriba se puede pegar una pegatina con la información del producto y/o publicidad de la empresa. Las cajas son limpias y manejables pero su principal inconveniente es que se pueden estropear fácilmente con el apilamiento o la humedad.

- Madera: se hacen cajas con maderas de diferentes grosores según la necesidad del producto. A diferencia de las de cartón, son rígidas, por lo que no se estropean tan fácilmente. El coste de estos envases es plenamente competitivo con las exigencias del mercado, siendo en muchos casos similares a los envases de cartón ondulado. Además, es un material fácilmente reciclable, por lo que es sostenible.

- Fibras naturales y sintéticas: Se fabrican sacos o bolsas con fibras naturales como el sisal y también fibras sintéticas de polietileno o polipropileno. Estas bolsas también denominadas mayas pueden tener una capacidad de hasta 5 kg hasta 15 kg que ya pasaría a nombrarse "saco". Para mallas van destinados productos resistentes como patatas, cebollas, ajos.

Las mallas se pueden obtener por diferentes sistemas y técnicas como por tejido o extrusión, obteniéndose diferente colorido, textura; eligiendo de esta forma el uso y aplicación particular que se le quiera dar dependiendo de los sistemas de envasado y del producto a envasar.

- Plásticos vaclados: Este material es muy utilizado para la fabricación de cajas de politeno que se utilizan para el transporte. Suelen ser de diferentes tamaños y formas. Resistentes a golpes, muy rígidas, son reutilizables y apilables ya que encajan unas con otras. Inconveniente, su elevado costo.

- Capas de papel y plástico: Se utilizan para forrar las cajas de madera y así evitar que el producto se dañe por roce o bien para evitar las pérdidas de agua del producto. Son muy utilizadas por su bajo costo y por la comodidad de transporte del producto tanto para hortalizas como para frutas.

- EPS (Espuma de Poliestireno): Es un material inocuo porque no favorece el desarrollo de microorganismos como bacterias, hongos que provocan la descomposición en los productos. Este material se emplea para la protección transporte y comercialización de los productos. EPS aumenta el tiempo de conservación del producto por tratarse de un material con poder de aislamiento térmica. Es muy resistente a golpes y vibraciones por lo que como material de transporte es idóneo; los productos llegan en perfectas condiciones mejorando así la imagen de estos en su comercialización.

En ACM Valencia te podemos ofrecer envolvedoras automáticas para poder garantizar la mejor seguridad y transporte para tus productos. Llámanos y concreta una cita con nosotros en acm@acmvalencia.es | 963 666 412.