¿Por qué es importante pasar por un certificado de calibración?

Dentro del proceso de fabricación, es esencial que los equipos y maquinaria industrial funcionen a la perfección y cumplan con todas las normativas exigidas.

Pasar por un certificado de calibración, es sinónimo de calidad y seguridad. Dichos controles se encargan de que el producto que llega al cliente final no contenga ninguna partícula contaminante o perjudicial para la salud, además de controlar el peso óptimo de cada producto para pasar la prueba de conformidad de los estándares establecidos.

En España es obligatorio que ciertos equipos de producción pasen el certificado de calibración ya que los responsables de calidad responden a reglamentos cada vez más estrictos. Dicho certificado, protege frente a problemas en relación con la no conformidad y a los costes debidos a reclamos de producto.

Es importante entender que, con el paso del tiempo, algunos instrumentos empleados en el sistema de producción puedan deteriorarse. Esto puede afectar a la correcta producción y calidad del producto, ya sea alimenticio, farmacéutico o de cualquier otro sector. Todos los equipos tienen un periodo de calibración fijado en base a al tipo y naturaleza, conservación, así como su funcionalidad.

Un certificado de calibración es más que un documento exigido por las autoridades ya que dicho certificado, asegura la continuidad y la calidad de la producción de la empresa.

En ACM Valencia, realizamos certificados de calibración, verificando que los equipos de la producción funcionan de forma segura, como son los detectores de metal, balanzas estáticas o controladoras de peso dinámicas. Nuestro certificado es válido para la mayoría de los controles y auditorías externas acordes a la normativa IFS, BRC entre otras.

Si necesita renovar su certificado de calibración, no dude en contactar con nuestro departamento de calidad.