Sistemas de envasado: ¿envasado vertical u horizontal?

Una máquina de envasado es una herramienta de producción crucial dentro de la producción de una empresa alimenticia. Se encarga de introducir el producto dentro de su envase y posteriormente, realiza su cierre mediante el sellado. 

El envase de los alimentos es una parte muy importante dentro de la industria de la alimentación. Se encarga de proteger el producto de la contaminación (microorganismos, insectos, cruzadas con otros alimentos, etc.). También conserva la forma y textura del producto que contiene, preserva sus nutrientes, evita que pierda sabor o aroma, prolonga su tiempo de almacenamiento y regula el contenido de agua o humedad en el alimento. Y no es todo, el envase además, proporciona a los consumidores información sobre las características del producto, su valor nutricional y su composición.

 Pero, ¿qué tipo de máquinas de envasado existen? ¿En qué se diferencian?

Existen dos tipos de máquinas de envasado: el envasado vertical y el envasado horizontal. Sus diferencias se basan en cómo la máquina distribuye el contenido dentro del embalaje. Debido a sus diferentes estructuras, cada una se adapta mejor a un producto que a otro.

El envasado horizontal es más adecuado para productos que son sólidos, que sólo contienen un único producto y que son fáciles de manipular. Es decir, productos como jabones en pastilla, caramelos, juguetes pequeños, bollería, etc. Este sistema permite trabajar a muy altas velocidades.

En cambio, el envasado vertical es mejor para aquellos productos sueltos, granulados, blandos o difíciles de manipular dado que la alimentación del producto es por gravedad. Funcionan muy bien para envasar líquidos, patatas fritas, azúcar, sal, harinas, cereales, y cualquier producto a granel. 

Sabiendo las características de cada una, ¿cuál debería escoger?

En ese caso, debes tener muy en cuenta las necesidades y características de tu producto. Es decir, como hemos estado comentando, debes pensar bien en la forma, el tamaño, volumen e incluso, en la presentación del paquete (tipo de bolsa). Si tu producto es sólido o líquido, si es fácil de manipular manualmente o no, si se adapta mejor a un envasado que a otro, la cantidad que va a contener la bolsa/paquete, etc. Dependiendo de tus necesidades de producción, será más efectiva una máquina u otra. O si dentro de tu línea de producción tienes diferentes productos con diferentes formas, texturas… entonces necesitarás combinar ambas técnicas.

Si aún no tienes muy claro cuál es la mejor opción para tu empresa, no dudes en contactar con un servicio técnico especializado que pueda ayudarte y darte la solución más eficiente para tu producción. En ACM Valencia, nos encargamos de asesorarte desde el principio, ayudándote a escoger la mejor maquinaria para tu negocio y trabajando siempre de la mano de los mejores fabricantes de maquinaria industrial, como Prisma Industriale. No dudes en contactar con nosotros en acm@acmvalencia.es o llamando a 963 666 412 // 655 594 613.